Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for the ‘patio y cierzo’ Category

empalizada1.jpgVigilancia de recreo una vez a la semana. Otra vertiente de la educación, la custodia. Coincido con A.  El otoño es benigno, pero el cierzo lanza ya las primeras escaramuzas. En breve, ventisca siberiana, me temo. Utebo, corredor del Ebro. Cada año la faringitis, musgo maligno, comparece antes.  Paseamos. Los alumnos la saludan con afecto, confiados. “Los conozco a todos –me dice-; los llevo en el primer ciclo”.  Ella maneja la distancia perfecta: naturalidad, solvencia, el punto de afecto imprescindible. Por donde vamos se repiten los saludos. Junto a la cancha ramillete de inmigrantes. Soñado mito de la integración. Los del terreno se agavillan detrás de algún árbol. Pitos furtivos. “¡Coooo!”, se oye, entre empujones de oseznos. G. pelotea en la portería. A. me cuenta su historia : 

¾Llegó de su país hace unos años. Procedía  de un lugar pequeño. Carecía de pautas. Era parecido a un niño salvaje. La primera vez en la piscina, no daba crédito. “No pica”, fueron sus primeras palabras al emerger a la superficie tras la zambullida. “No pica”, repetía perplejo y feliz entre resoplidos. Toda la hora saliendo y zambulléndose. Era la primera vez que se bañaba en agua dulce… Es triste oír algunas opiniones que se cuestionan su presencia en el centro. Que vaya avanzando en su escolarización ya es todo un éxito. Si es que hay cada historia… Bastante hacen los pobres.

¾Ya, claro ¾apostillo, conciliador-. A veces, de tanto pensar en la dignidad de nuestra materia se nos olvida la de los alumnos.

¾Claro ¾concluye. 

Suena la sirena. Claroscuros de la enseñanza. Tropelía de hormonas de regreso a las aulas. 

Read Full Post »