Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for the ‘Poesía’ Category

Por si alguien anda enredado con Las coplas de Jorge Manrique, reproduzco abajo un fragmedurero1.jpgnto de Humo de paja, pieza que abre el último poemario de Vicente Gallego, Si temierais morir (Tusquets).

ESTA vida, tan viva, tan segura,

¿dónde está sucediendo?

¿En qué mundo podría,

para siempre,

la flor que así se exhala,

en un traspiés,

caer de su sitial al negro cieno?

¿dónde van los amantes?

¿dónde el cuerpo que quiso y pudo tanto?

¿dónde yo cuando duermo,

dónde entonces la herida que en la noche

me tenía velando?

Con cuatro huesos juntos quiere el hombre

contarse entre lo sólido,

auparse y merecer, sacar ventaja

de todo y del amor.

Tomé del gran caudal

−era mi turno−

Lo mío y cuanto pude distraer.

¿Qué diré que poseo si esta vida

nos echa la ganancia en saco roto?

(continúa)

La comunión no puede ser más explícita (De comtemptu mundi, Ubi sunt, tempus fugit….) y hace innecesimages.jpgario todo comentario. Bien pensado, qué pocos son los motivos sobre los que se erige la tradición poética; ocurre a veces que el lenguaje es un velo; en otras ocasiones se carece de experiencia vital para comprender el sentido. En plena fanfarria hormonal adolescente, qué difícil nuestras vidas son los ríos. Me gusta Gallego, su clasicismo elegiaco. Ojalá su mirada no de la espalda al efímero milagro de la belleza del mundo. Delicuescencia como poética.

 

Anuncios

Read Full Post »

La fórmula Frazer

neruda_2430149476_c08f92be90_m.jpgEn una entrada reciente de Darle a la lengua se reflexionaba sobre le dificultad de hacer llegar la poesía a nuestros chicos,  oneroso empeño que a tantos conduce a la defección. El pasado miércoles 27 actuó en el Teatro de Utebo  Ricardo Frazer, con su espectáculo Ofelia,  recreación de la figura de Pablo Neruda, con el añadido del Mujer con alcuza de Dámaso Alonso 

La fórmula de  Frazer es habilidosa y el cómico se concoce el percal del público adolescente: los números de magia captan la atención de los chicos y en ese estado de suspensión se abren hueco los poemas. Todo ayuda.  Ya sea por la magia (quizá los más), ya por el conjunto del espectáculo, el caso es que los chicos salieron moderadamente satisfechos. Asunto a tener en cuenta tratándose del espinoso negociado de la poesía.

 Asistió alumnado de  de 4º  y 1º de Bachillerato y me honra decir que se condujeron respetuosamente, lo cual conviene subrayar ante tanta imagen negativa que se proyecta (casi siempre relacionada con la pública; para otro día hablar de la estrategia de imagen que necesitamos). Frazer declama bien, quizá en un estilo algo enfático para mi gusto.  Sobra alguna moralina previa referida a la ausencia de compromiso de la juventud (la otra variante del topoi de la pérdida de valores; esas admoniciones aportan poco, los ponen a la defensiva. Para precisar: no fueron palabras del artista, sino de un su ayudante, encargado de amansar a la bestia).  Un poco traída por los pelos la lectura de Mujer con alcuza, asociando la imaginería del poema con los trenes fatídicos de Madrid y el 11 de marzo.  Como si no fuera suficientemente conmovedora la anécdota real que inspiró el texto.

Escuché los poemas de Neruda y me resultaron un pelín grandilocuentes.  Tal vez otro repertorio del propio autor. No sé, algunos de los hitos del canon del XX cada vez me resultan más cuestionables. Cosas de uno, de su edad, qué duda cabe.

Asistir a la declamación, a la palabra bien encarnada,  es una de las vías. Otra complementaria optaría por un tono menos impostado, algo así como lo que ha representado desde antaño la lírica tradicional. A la postre, ¿qué impide considerar  las canciones de los poetastros del pop y del rock, esas que escuchan nuestros chicos y que tanto les conmueven, como un nuevo romancero, pongamos por caso? Palabras que expresan sus propias emociones. Poemas, vaya.

Read Full Post »